Taiwan

La antigua Formosa, hoy conocida como Taiwán, siempre en medio de un velo de misterio político respecto a su independencia, es un gran destino turístico aún por explotar que ofrece los misterios orientales mezclando con todas las comodidades y conveniencias de occidente. Taipei lidera el intento de la nación por renovar su aspecto y dejar atrás su decadente faceta mega-industrial, las calles antes llenas de humo y polvo comienzan a dejar paso a parques y zonas verdes.

Amabilidad y buena comida

El taiwanés de hoy día comienza a interesarse por una mejor calidad de vida y medioambiental, algo que no ocurre con tanta intensidad en China, la cual sufre grandes problemas de polución en sus mayores urbes. En su constante empeño por mejorar su imagen internacional (en parte por motivos políticos), los turistas son tratados con extrema calidez en toda la isla. Los taiwaneses son gente paciente y educada, con gran pasión por el aprendizaje (está demostrado que si permaneces quieto diez minutos en un lugar, alguien se te acercará para ayudarte y conversar).

 

Además Taiwán es un gran destino gastronómico, con múltiples restaurantes tanto taiwaneses como de otro tipo de cocinas de la zona: china, coreana, tailandesa, vietnamita, y restaurantes especializados en exóticos métodos de preparación: teppanyaki, hot pot, parrillada.

Al llegar la noche también es de rigor adentrarse en uno de sus múltiples mercadillos nocturnos (el diminutivo no debe ser tomado en cuenta). En Taiwán no hay el más mínimo problema sanitario con la comida, de modo que podéis atreveros a degustar cualquiera de sus “pequeños bocados” sin ningún riesgo ¡Atreveros a probar las patas de gallo o el tofu!

Momento de relax

Pero si de algo se enorgullece Taiwán es de sus baños termales, distinguiéndose entre grandes y famosos resorts y piscinas comunitarias (altamente recomendables para una auténtica inmersión cultural, no apta para gente tímida), las bullentes aguas cargadas de azufre son una bendición para la circulación y para relajarse tras un provechoso día de turisteo ¡Os sentiréis como nuevos!

Noche a la Taiwanesa

Ahora que ya hemos cenado y nos hemos aseado como es debido, es hora de empezar una noche a la Taiwanesa. Como en todos los países, en las grandes ciudades como Taipei, Taichung y Tainan podréis encontrar las más exclusivas discotecas y clubs, pero la verdadera noche taiwanesa no empieza ahí, sino en los cientos de KTVs (Karaoke televisión) distribuidos por toda la ciudad.

La pasión de la isla por el karaoke se asemeja a la de sus vecinos coreanos y japoneses. Da igual la edad que tengas, o lo abultado que esté tu bolsillo, en Taiwan hay KTVs para todos los gustos y de todos los tamaños (aunque me temo que la selección de canciones en español todavía es algo reducida). Sin embargo no estoy hablando de las oscuras y sospechosas salas de karaoke de occidente, en Asia el karaoke es un ritual, y las mejores compañías pueden equipararse a lujosos hoteles, con servicio de habitaciones, buffets libres y por supuesto habitaciones privadas para que nadie más tenga que sufrir oyéndote cantar.

Taiwán es además un destino genial para combinarlo con un viaje más largo debido a la proximidad de la isla a otros centros turísticos como Japón, Vietnam o el sur de China, a los que podréis acceder en avión a muy buen precio.

About the Author

Igor Traveller
Soy Igor, Viajero insaciable.

Be the first to comment on "Taiwan"

Deja un comentario.

Tu dirección de correo no será publicada.


*